Endodoncia

Cuando el nervio de un diente está inflamado o presenta infección será necesario realizar una endodoncia (hay quien le llama coloquialmente “matar el nervio”).

Los síntomas que pueden indicar su necesidad pueden ser sensibilidad al frío o al calor o dolor espontaneo o a la masticación. También puede indicar que el nervio está afectado cambios de color del diente, o presencia de abscesos, flemones o fístulas.

Esta situación suele ser consecuencia de la presencia de una caries que ha llegado al nervio pero también puede ser causada por un traumatismo, un excesivo desgaste de los dientes u otros factores.

La endodoncia es el tratamiento dental de elección en estos casos y consiste en la eliminación del tejido pulpar y de las bacterias que haya dentro del diente seguido del relleno de este espacio con un material inorgánico para conseguir un sellado hermético.

Este tratamiento lo realizamos normalmente en una sola sesión y no produce dolor gracias a que utilizamos las técnicas, materiales e instrumentos de última generación para conseguir los mejores resultados, en algunos casos puede requerir la toma de antiinflamatorios los días siguientes, dependiendo de la situación inicial.

El tratamiento estará completado cuando se reconstruya el diente, que dependiendo del grado de destrucción que presentaba antes puede precisar desde una obturación simple a una funda.

endodoncia

  • endodoncia
  • Selección de Idioma

  • Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies